Noticias

2018.01.24.2do.capítulo (11)

29º Capítulo de la Congregación: segundo día

Continuamos el camino capitular en esta etapa acompañadas del icono de La Visitación…

Iniciamos el camino capitular a la luz del gesto de María. Ante el anuncio del Ángel, ella pregunta: ¿cómo será esto, si no conozco varón? El Ángel responde, el Espíritu te cubrirá con su sombra… porque no hay nada imposible para Dios, y le comparte que su prima Isabel que ya se encuentra en su sexto mes, como signo de lo que Dios puede hacer. María responde: ¡aquí está la servidora del Señor, que se haga en mí según has dicho!

26907510_1129332740502603_7074389182583225288_n

María se pone inmediatamente de camino, porque acoger el Misterio de Dios, nos abre, nos saca de nosotros mismos, nos pone en camino. Ella va al encuentro de su prima Isabel que ya se encontraba en su sexto mes, para celebrar juntas la acción de Dios en sus vidas y también para ayudarla ya que ella era anciana. María no se queda ensimismada, rumiando en sí misma lo que Dios había hecho.
La obra de Brigitte nos muestra un encuentro entre estas dos mujeres, sin jerarquías, las dos se encuentran al mismo nivel, ambas dan testimonio y reconocen las maravillas que Dios hizo en ellas, su abrazo se extiende en un movimiento circular que no se cierra sobre sí mismas, sino como expresábamos, se abre más allá de ellas. La mirada de María no se centra en su prima, sino mira a un horizonte más amplio, como mostrando lo que a continuación proclamará en el Magníficat, la acción salvífica de Dios en la Historia.
Podemos percibir que desde lo alto desciende, o bien se proyectan las mismas tonalidades que recubren la vestimenta de María, los amarillos dorados nos connotan la Gloria de Dios, María recubierta por el Espíritu es manifestación de esta Gloria en su cuerpo, ya habitado por el Hijo de Dios que se ha encarnado gracias a su respuesta generosa.
Rodean nuevamente la imagen las flores que expresan, que lo que allí está ocurriendo es un signo de lo divino.
La invitación en estos días es poder reconocer las maravillas que hizo Dios en nuestras hermanas y preguntarnos a quién estamos dispuestas a servir.

En otro momento de la jornada capitular dimos gracias por el servicio de la Hna. Alejandra Elbaba y su equipo de trabajo en la animación de la gestión de bienes de la congregación. ¡Gracias por toda la entrega y generosidad de estos cuatros años!.

También recordamos a nuestras hermanas que partieron durante este cuatrienio ¡gracias les damos una vez más por la semilla que han sembrado y que nos animan en el caminar!

2018.01.24.2do.capítulo (1)

2018.01.24.2do.capítulo (23)

Ver mas imágenes haciendo click en el siguiente enlace:

Galería de imágenes | Facebook | Misceláneas del Capítulo

About the Author