Noticias

All posts by Secretaria

12803174_669890089780206_8941364578738015256_n

Inauguración del nuevo Centro Administrativo -Tucumán

130 Años Transformando el dolor en amor…

 

En este día no unimos a la acción de gracia por la inauguración del nuevo Centro Administrativo en Tucumán.
Gracias a las Hnas del Consejo de la Congregación, a la Hna Alejandra Elbaba, ecónoma de la Congregación y a todos los que hicieron posble la concreción de este espacio.
Que Elmina, nos siga alentando desde este nuevo lugar a ALABAR, BENDECIR y PREDICAR.
Muchas Felicidades para todos!!!

Ver Fotos

11221345_601080159994533_260607663070472955_n

La Palabra del DOMINGO XIX DURANTE EL AÑO

ADENTRÁNDONOS EN LA PALABRA

1 R 19, 4-8; Ef. 4, 30 – 5, 2; Jn 6, 41-51.

Desde el comienzo del “Ciclo de Elías” en el capítulo 17 de Primer Libro de Reyes, las acciones del profeta están vinculadas a comidas y bebidas: beberá del torrente y los cuervos le llevarán pan (17, 4), realizará milagros en casa de una viuda que le preparará pan (17, 7 ss.), siguiendo con el episodio en el desierto que leemos hoy. Todo eso en el contexto en el que “el hambre se había apoderado de Samaría” (18, 2). La sequía azotaba la región y el Libro de Reyes lo explica claramente como una señal de Yahvé frente a un pueblo que rinde culto a otros dioses. Elías con su palabra y sus acciones proféticas quiere dar testimonio del único Dios, el va caminando rumbo al Horeb, el lugar de la alianza de Yahvé con su pueblo.
“Levántate y come, porque el camino es demasiado largo para ti” (19, 7) le dice el ángel, y este cansancio del camino en el desierto nos remite a tantos cansancios que podemos experimentar en el camino de la vida, nuestras propias fragilidades y angustias, las de tantas familias y comunidades que sufren por diversos motivos. Necesitamos alimentarnos con ese pan y recibir la fuerza de esa comida, reconocer tantos signos de la presencia, a veces silenciosa, de Dios en medio de nosotros.
En el evangelio de Juan el discurso del pan de vida se enmarca dentro de las confrontaciones permanentes de Jesús con sus interlocutores, la crisis que la presencia de Jesús provoca atraviesa todo el evangelio. Por eso leemos que murmuraban contra él, preguntándose sobre su madre y su padre, conocidos por todos ellos. “¿Cómo puede decir ahora: he bajado del cielo?”(6, 42).
Es interesante observar los verbos que utiliza Jesús en su respuesta: “atrae”, “escuchar”, “aprender”, “venir” a él; desde allí se conectan con el “ver” y “creer” en el Padre y en Jesús. De alguna manera estas palabras describen también el amor apasionado de Jesús y del Padre por la humanidad, ese mismo amor que lo llevará a entregar su vida. Entrega realizada confrontando los poderes de su época, testimoniando el amor del Padre por los más pequeños, los abandonados, ninguneados por el sistema religioso y político.
A esa entrega concretada en la Pasión se refieren estos versículos que leemos hoy. Por eso la dinámica propia del seguimiento de Jesús implica entrar en la pasión con él, apasionarse por lo que él se apasionó, dando la vida en ello. La eucaristía es signo de esa entrega y pasión, es el alimento que nos da fuerzas en el camino. Pena que muchas veces confundimos las cosas, haciendo de la celebración eucarística una obligación, un requisito que nos exime de una verdadera entrega, un ritual vacío.
Quiero compartir un párrafo que nuestro hermano dominico Brian Pierce cita en su libro “Caminando juntos”: “hace varios años la Madre Teresa de Calcuta contó la historia de una religiosa joven que volvió un día por la tarde al convento, luego de haber pasado todo el día cuidando a los pobres en las calles de Calcuta. “El rostro de la hermana estaba radiante, lleno de luz-dijo la Madre Teresa-y le pregunté en donde había estado”. La joven religiosa le contestó:”he estado tocando el cuerpo de Cristo”. Cuando la Madre Teresa le pidió que le explicara lo que quería decir, la hermana le relató que había estado limpiando y lavando las llagas de un hombre que había encontrado en las calles y cuyo cuerpo estaba cubierto de gusanos. “Durante tres horas-repitió la hermana- he estado tocando el cuerpo de Cristo”. Ella había comprendido que Cristo vive hoy, y uno de los lugares en donde vemos y tocamos su cuerpo es entre los pobres”.
Los textos de este domingo nos invitan a reconocer este cuerpo de Cristo en nuestras/os hermanas/os más dolientes, a procurar la justicia y el pan para todas/os, a repensar nuestra vida y nuestras opciones de cara a esta Pasión de Jesús: que nadie quede excluido/a de la mesa de la Vida. Que ese desafío esté presente en la vivencia de nuestras eucaristías y también en este día de compromiso ciudadano para Argentina.

Hna. Leticia Batista
Bachiller en Ciencias Bíblicas

sd

Felíz día de Santo Domingo

Hoy recordamos y hacemos memoria de Santo Domingo de Guzmán

“Fue un hombre de infinito amor y compasión hacia los demás, capaz de sentir profundamente los sufrimientos y alegrías del prójimo; era capaz también de gestos muy concretos para ayudar al prójimo. Fue un gran contemplativo, atraído por la oración en todas sus formas.” (B. Jordán de Sajonia).

Que la memoria de Domingo nos anime cada día a ser predicadores de la Gracia. Un Felíz día para todos!!!

  • DSC06421
  • DSC06420
  • DSC06419
  • DSC06415
  • DSC06414
  • DSC06411
  • DSC06409
  • DSC06407
  • DSC06406
  • DSC06405
  • DSC06404
  • DSC06401

Jornada de Vida Religiosa-CONFAR NACIONAL- Hna Mercedes Navarro Puerto

En el año de la Vida Religiosa, la CONFAR NACIONAL, organizó, en el Colegio Marianista de-Flores una conferencia con la Hna Mercedes Navarro Puerto (Jerez, España, 1951) es doctora en Psicología y Teología y licenciada en Ciencias Bíblicas. Miembro de la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica (ESWTR) y de la Asociación Bíblica Española (ABE).

El tema que desarrolló fue “La Vida Religiosa, entre dos luces”, y realizó la presentación del libro “La fidelidad en el tiempo”, el concepto de la vida religiosa de las mujeres.
Fue un espacio de encuentro, fraternidad e interpelación del caminar de nuestra vida religiosa hoy.

11390109_581924291910120_8512315969908718199_n

LA PALABRA DEL DOMINGO: DOMINGO FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

JESÚS CON NOSOTROS ES EL EMMANUEL

Dt 4, 32-34. 39-40; Sal 32, 4-5. 6 y 9. 18-19. 20 y 22; Rm 8, 14-17; Mt 28, 26-28

Adentrándonos en la Palabra

Dios con nosotros, el Emmanuel, es esa presencia de Dios viva, plena y definitiva en Jesús, todos los días de nuestras vidas! La comunidad de Mateo reconoce en su evangelio, al inicio y al final (Mt 1, 23; 28, 20) que en Jesús se cumple la antigua promesa hecha en Isaías: nacerá un niño que será Dios con nosotros (Is 7, 14). En la aparición a los discípulos Jesús expresa esta certeza. Y el relato, en su brevedad nos da pistas muy precisas para encontrarnos y relacionarnos con él.
¿Dónde está el Emmanuel? En el monte, en Galilea, geografía sagrada cargada de sentido. Galilea es la tierra de las aldeas campesinas, de los pescadores. Allí vivía y allí llamar a los primeros discípulos. Es tierra de sanación, de enseñanzas de sabiduría. Y el monte es el lugar de la enseñanza, donde proclamó el estilo de vida de la nueva comunidad: las bienaventuranzas, la nueva forma de hacer justicia, de orar, de juzgar, de abandonarse al cuidado de Dios, entre otras sabidurías (Mt 5).
¿Cómo relacionarnos con el Emmanuel? Con un gesto simple y sin ambigüedad: al reconocer la presencia de Dios hay que postrarse, aunque haya dudas, como les pasó a los primeros creyentes. Al postrarse, el cuerpo dice lo que el corazón sabe y así acompaña el reconocimiento de esa certeza. Inclinarse es reconocer la presencia divina en medio nuestro, cerca, encarnada sin distancias insuperables ni de tiempo ni de espacio. Aquí y ahora. Cada día, en todo lugar. Inclinarnos es el gesto vital de dar la bienvenida a la cercanía de Dios. Jesús también hizo un gesto: se acercó y les habló.
¿Qué les dijo? Una confesión y un envío. La confesión va al centro de su experiencia vital. Ha recibido pleno poder en el cielo y en la tierra. En el lenguaje de la Biblia, decir cielo y tierra, es como abrazar los confines de lo conocido. Es decir, simbólicamente, y no por eso menos realmente, que ese poder abarca todos los espacios, el humano (la tierra) y el divino (el cielo).
¿De qué poder está hablando? El poder del que habla Jesús es la ‘exousía, un poder y autoridad de decisión y de acción ilimitada propio de Dios. Potestad de autoridad-poder-para actuar. Se trata del poder que usó para enseñar (Mt 7, 29). Un poder que otros reconocieron desde su propia experiencia como el centurión (Mt 8, 9). Un poder que desliga la atadura del pecado, perdonando al enfermo de parálisis (Mt 9, 6). Jesús no acapara ese poder-autoridad para actuar: lo comparte a la comunidad de discípulos y discípulas (Mt 21, 23-37). El poder que Jesús nos da y nos comparte a sus discípulos y discípulas está enraizado en su relación filial y obediente con la fuente de todo poder para dar vida y hacerla crecer.
¿Cuál es el envío? El envío es a vivir la ‘exousía para hacer lo que él hizo y enseñó. Vivir de una manera intensamente humana, actuando desde el amor no condicionado por ninguna situación, decidiendo enraizarse en el Padre, la fuente de la vida y del poder de dar, sanar y restituir la vida. Eso es vivir el bautismo, bautizar y construir autoridad para guardar lo que enseñó sin límites, es decir, a todos y hasta el fin del mundo.
Lic. Hna. Graciela Dibo
Lic. en Teología /Sagradas Escrituras

11350242_10205844159295684_337792517_n

Abrigazo 2015

“La necesidad de mi hermano, me recuerda la fragilidad de mi vida”

SUMATE!!!

11054809_1619803944898805_5215303506342329869_o (1)

Fiesta Ecuménica del Espíritu Santo

“El Espíritu nos une como hermanos”

Organiza: Colegio Santa Catalina, Santa Rosa y la Iglesia Anglicana en adhesión a la oración por lso Cristianos.

Lugar: Colegio Santa Catalina

Hora:19.30 a 23Hs

ni-una-menos

Violencia de género-#NiUnaMenos.

LA CONFAR (CONFEDERACIÓN DE [email protected] ) SE UNE A LAS MARCHAS DEL 3 DE JUNIO… ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA 19 al 22 de mayo de 2015 Pilar, 21 de Mayo 2015 La Conferencia Argentina de Religiosas y Religiosos, reunida en Asamblea Anual, y con la certeza en el corazón de que Jesús vino para que tengamos vida y Vida en Abundancia, desde nuestro compromiso con la vida en todas sus formas, queremos expresar nuestra indignación (la iniquidad) por los feminicidios que se suceden en el país y en la región que son un verdadero flagelo. Nos duele y conmueve la muerte de una mujer cada 36 horas, de acuerdo al relevamiento realizado por la Casa del Encuentro. Cada mujer que muere es una hija de Dios, una madre, hermana, abuela, tía, sobrina, ahijada, amiga, vecina que nos habla de espacios de una extrema vulnerabilidad y desigualdad en los cuales parecería que el tiempo está detenido dentro del entramado social. Por eso haciéndonos eco de la convocatoria de las redes sociales para la movilización “Ni una menos” del día 3 de junio a las 17 hs en el Congreso Nacional, decimos presente como Vida Religiosa que acompañamos a tantas mujeres en su dolor y atropello, para: Reclamar a los medios masivos de comunicación un tratamiento serio de las situaciones de violencia de género. Solicitar al Estado que como principal protector y garante de los Derechos Humanos, pueda establecer mediaciones, dispositivos de contención de circuitos de atención a las víctimas y a sus hijas/os. Que se cumpla la ley 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Que el Poder Judicial aplique la ley haciendo efectivas las penas correspondientes sobre los responsables de los feminicidios. Hacer causa común con todas las personas, grupos, organizaciones, instituciones e iglesias de la sociedad, que desde las diferentes plataformas luchan contra este flagelo. Necesitamos unirnos con otros/as y alzar la voz contra la violencia, denunciarla y no descansar hasta detenerla.

Miembros de la Asamblea

  • IMG_2089
  • IMG_2087
  • IMG_2086
  • IMG_2084
  • IMG_2077
  • IMG_2076
  • IMG_2075
  • IMG_2073
  • IMG_2076
  • IMG_2075
  • IMG_2071
  • IMG_2069
  • IMG_2065
  • IMG_2064
  • IMG_2063
  • IMG_2062
  • IMG_2061
  • DSC06342
  • DSC06341
  • DSC06340
  • DSC06339
  • DSC06338
  • DSC06337
  • DSC06336
  • DSC06335
  • DSC06334
  • DSC06331
  • DSC06319
  • DSC06329
  • IMG_2073
  • DSC06332
  • IMG_2064
  • DSC06324
  • DSC06326
  • DSC06321
  • DSC06320

Compartiendo algunas vivencias de la celebración comunitaria… Beatificación Monseñor Oscar Romero & Fiesta del Espíritu

El Papa Francisco en su carta enviada para la ceremonia de beatificación expresaba…“La voz del nuevo Beato sigue resonando hoy para recordarnos que la Iglesia, convocación de hermanos entorno a su Señor, es familia de Dios, en la que no puede haber ninguna división. La fe en Jesucristo, cuando se entiende bien y se asume hasta sus últimas consecuencias genera comunidades artífices de paz y de solidaridad. A esto es a lo que está llamada hoy la Iglesia en El Salvador, en América y en el mundo entero: a ser rica en misericordia, a convertirse en levadura de reconciliación para la sociedad.

Estas palabras expresan la vivencia que compartimos ayer junto al Padre Walter,  religiosas de la CONFAR Rosario, amigos y la presencia del Obispo Federico Pagura, que se sumaron a la invitación para dar gracias y hacer memoria de Monseñor Oscar Romero. Sentimos que fue un espacio para afirmar que el evangelio es el camino y que debemos alentarnos en nuestra cotidianidad a generar cada día símbolos de paz y fraternidad.

Animados por la Fiesta del Espíritu, pedimos que Monseñor Romero pueda animarnos en la fe, y  encontremos  en él fuerza y ánimo para construir el Reino de Dios, para comprometerse por un orden social más equitativo y digno como él lo hizo.

 

Cdad Santísimo Rosario-Rosario

2015-05-23

La Palabra del Domingo: Fiesta de Pentecostés: Hec 2,1-11; 1 Cor Jn 12,3-7.12-13; Jn 20, 19-23

ADENTRÁNDONOS A LA PALABRA:

Este domingo celebramos la fiesta de Pentecostés, celebración que no es propiamente cristiana, sino también para nuestros hermanos judíos. Ellos recuerdan la entrega de la Torá, la Ley del Señor, a Moisés. Nosotros en cambio, celebramos la donación del Espíritu de Dios a la comunidad. Este don del Espíritu, que en el relato de los Hechos de los Apóstoles toma la figura de pequeñas lenguas de fuego, representa para la primera comunidad cristiana, la entrega de la Palabra que lleva a los discípulos a salir y a encontrarse con los “otros” con quienes comparte el anuncio de que el Señor está vivo.

Esta Palabra hace que puedan pasar del miedo, en que se encontraban en esos momentos de persecución por parte de los judíos, a un espacio de libertad y protagonismo.

Igualmente esta Palabra pronunciada por Pedro y los discípulos es comprendida con claridad por aquellos que lo escuchaban; dice los Hechos de los Apóstoles que cada uno lo “oía” en su propia lengua las maravillas del Señor. Otro fruto del Espíritu es la “palabra dicha a los demás, la cual llega a los otros como una palabra clara que genera la escucha de cosas buenas generadas por Dios en nuestra historia”.

Por último, esta misma experiencia del Espíritu, los convoca a proclamar y decir palabras veraces, que al ser escuchadas, convocan a la conversión y al seguimiento; dice el texto expresamente que a partir de este discurso muchos abrazaron la fe. Pero no sólo a un cambio de vida, o sea abrazar la fe y bautizarse, sino que justamente a partir de estos momentos, comienza la primera evangelización del Proyecto de Dios concretizado en la persona de Jesuscristo, desde Jerusalén la Palabra de Dios llega a los confines de la tierra.

Dios quiera que en esta Fiesta del Espíritu, renovemos nuestro compromiso con la Palabra que nos hace protagonista de nuestra vida y de una vida diferente para otros, con la Palabra que transmite “realidades nuevas” y con la Palabra nos convoque junto a otros y otras a construir una comunidad que proclama a Jesucristo Señor de la historia.

Hna Mariana Zossi op. Licenciada en Sagradas Escrituras

23 de Mayo 2015

Página 1 de 212