Noticias

27458930_1131583166944227_9182570663669490282_n

Inicio de la tercera etapa del capítulo de la Congregación

29° Capítulo General de la Congregación.

Encarnación:
Jn 3,16 -17

Comenzamos la tercera etapa del proceso capitular ahondando en el Misterio de Dios y los desafíos de nuestra predicación, ahora desde la Encarnación, signo del amor de Dios y de su compasimmanuel, el Dios con nosotros, en quién hemos puesto nuestra fe, el centro de nuestra vida como consagradas y la razón de nuestra predicación.

27458930_1131583166944227_9182570663669490282_n

En la obra de Brigitte vemos que el centro focal es Jesús, con los brazos extendidos en cruz y como abrazo. En la misma imagen, el Dios encarnado por amor y Aquel que entregó su vida como expresión de quien amó hasta el extremo. Los rostros de María y José reciben la luz de Jesús. Resuena su proclamación, “Yo soy la luz del mundo”. Jesús no viene solo, y no está solo; es Dios que salió a nuestro encuentro y habitó entre nosotros.
Podemos ver que el conjunto forma una figura, como si fuera una montaña, en las diferentes culturas es un gran símbolo del lugar que nos trasciende y nos permite encontrarnos con Dios. Los tonos marrones, nos hablan de tierra, es esta la realidad en la que Dios habita.
Las líneas más claras expresan el movimiento de la Encarnación, de descenso y luego ascenso, este movimiento está remarcado por las flores, primero azules, signo de la divinidad; luego blancas que expresan luz y silencio, finalmente en tonos tierra y amarillos.
El desafío será entonces reconocer a Dios que desea habitar en nuestros contextos y anunciarlo como signo de esperanza y fuente de salvación.

Hna. Valeria Nougues OP.

About the Author